🔥 ¡ENVÍO GRATIS sin mínimo de compra! 🔥 Solo por tiempo limitado ⏱️

Las suculentas son a prueba de todo… Aunque seas un padre ausente.

Hoy en día todo el mundo tiene suculentas para decorar su casa, oficina, o prácticamente cualquier espacio. No es de gratis, las suculentas han cobrado mucha popularidad por sus formas complejas y geométricas, pero también por su sencillo cuidado. Básicamente son plantas que se cuidan solas y pueden sobrevivir a pesar de que seas un padre o madre ausente.

Pero como todas las plantas, las suculentas requieren de ciertas condiciones ideales para desarrollarse de la mejor manera. Un problema muy común es la falta de luz, que obliga a tus amiguitos a estirarse lo más que puedan para alcanzar esos rayos del sol. ¿Has notado que tus suculentas se estiran o crecen de manera muy vertical? Se le conoce como etiolación. Una planta etiolada, se ha alargado por lo general para sobresalir entre las otras plantas y alcanzar la luz. En realidad es un mecanismo de adaptación muy importante, pero definitivamente no le dará el mejor look a tus plantas. 


Pero no todo es malo, si tus suculentas han pasado por este proceso, ¡no te preocupes! Aquí te diremos cómo arreglarlo. Lo primero que debes hacer es identificar cuáles se han alargado, pues no todas las especies de suculentas lo harán. Por lo general puedes identificar una planta etiolada por sus tallos anormalmente largos, sus hojas delgadas y pequeñas (a comparación de una planta sana) y un tono amarillento.

Plantas suculentas con etiolación


Ya que seleccionaste tus plantas, es hora de meterles tijera. ¡No te asustes!, las suculentas, como ya habíamos dicho, son muy fáciles de cuidar, y debido a su resiliencia, es difícil que se te mueran en el proceso. Comienza por hacer un corte en la base de la planta, muy cerca de la tierra que la contiene. Puedes guardar la maceta con el tallo cortado, muchas veces después de un tiempo de riego normal, podrá crecer una nueva planta en ese tallo.

Como cortar tus plantas suculentas para propagar

Una vez hecho esto, puedes remover todas las hojitas de la base hasta antes de la sección superior de la planta (que por lo general no se ha estirado). Removerlas es muy sencillo, simplemente tienes que tomarlas con tus dedos, girar y jalar suavemente hasta que se desprenden del tallo. Trata de hacerlo con mucho cuidado, pues estas hojitas no están destinadas a morir, sino que nos servirán para propagar clones de tu planta original.

 Corte de hojas para propagacion de suculentas


Cuando tengas la parte superior de tu suculenta con un tallo largo y pelón, es hora de cortarlo más. Toma las tijeras y cuidadosamente corta el tallo dejando entre 2.5 y 3 cm hacia donde empiezan las hojitas de la sección que rescatamos. 


Listo, ya tenemos la suculenta del tamaño que queremos. Es recomendable dejarla secar durante unos 3 o 4 días antes de plantarla, esto ayudará a que cicatrice evitando que el tallo se pudra con la humedad. Evita dejarla al sol directo. Ya que cicatrizó, es momento de plantarla en una maceta con tierra (preferiblemente para suculentas) y nutrientes. Entierra el tallo y acomódala para que luzca muy bien. No la riegues inmediatamente, espera una semana para que se adapte. Al cabo de unos 7 días, el corte terminará de cicatrizar y pequeña raíces comenzarán a brotar. Ubica tu suculenta cerca de una fuente de luz natural para evitar que se vuelva a etiolar y déjala crecer.


Antes y después. Como tratar una planta suculenta con etiolación


¿Recuerdas todas las hojitas que removiste cuidadosamente y que íbamos a propagar? Todas esas hojitas, tienen el material genético de la planta original y nos servirán para crecer plantas genéticamente iguales. Ponlas a secar (evitando la luz directa del sol) de 3 a 5 días para que cicatrice el corte. Una vez hecho esto, colocalas en una charola  con tierra para suculentas, dejando la cicatriz por dentro de la tierra. Evitar regarlas en la primera semana para evitar que estas se pudran. Con el tiempo comenzarán a echar raíz y tras un par de meses, ¡comenzará a crecer una nueva suculenta!


Como propagar tus plantas suculentas


En el caso de esta suculenta llamada “cola de burro” (Sedum morganianum), usaremos un proceso diferente. Esta planta suele crecer mucho y el tallo se va secando conforme comienza a crecer, dejando plantas con porciones largas y secas. Para “darle mantenimiento”, es necesario sacar todas las plantas de la tierra. Una vez hecho esto, cortaremos con tijeras todas las partes secas, quedándonos solo con tallos verticales que contengan hojas y dejando un pedazo de tallo sin hojas de alrededor de 2 cm, de ahí, brotarán las raíces que le darán una nueva vida a tu planta. Entierra los tallitos en la tierra acomodando las colas de la manera que más te guste. Evita regar en los primeros 7 días y ¡disfruta de tu “cola de burro” recién salida del salón de belleza!

Mantenimiento de plantas suculentas tipo 'cola de burro'

Ya que viste como darle mantenimiento para tener tus plantas hermosas, ¿estás listo? ¡Compartenos tus fotos y proceso etiquetando a @coolpebbles en Instagram! Si necesitas más macetas para sembrar a todos esos clones bonitos, te recomendamos nuestras mini macetas de concreto o a Robert Planta para transplantar tus suculentas más grandes.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Sale

Unavailable

Sold Out